Comisión solicitará a la Cofetel información sobre apagón analógico en Tijuana

Comisión solicitará a la Cofetel información sobre apagón analógico en Tijuana

La Comisión de Radio y Televisión solicitará a la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) información sobre el llamado apagón analógico en la ciudad de Tijuana, Baja California, a fin de poder actuar y tomar las decisiones que se consideren pertinentes.

El presidente de ese órgano legislativo, diputado Federico José González Luna Bueno (PVEM), informó que datos de la Cofetel mencionan que 15 mil hogares están sin servicio de televisión, lo que significa alrededor de 60 mil personas, la mayoría de bajos recursos.

Opinó que la transición a la televisión digital es un tema importante y positivo, pues nadie puede estar en contra u oponerse a las nuevas tecnologías, que propiciará un mejor servicio y liberarán espectro. Sin embargo, en el caso de Tijuana se dejaron de implementar algunas medidas en este proceso.

Por ello, dijo, es importante que a la Cofetel informe cómo se está midiendo el porcentaje de 7 por ciento de la población de Tijuana que no tiene este servicio; si efectivamente existen los decodificadores, si están en el mercado, dónde se pueden localizar y cuál es el costo y qué medidas van a implementar para informarle a la población.

González Luna agregó que esta Comisión necesita conocer con mayor detalle cómo se ha dado el proceso, y cuáles son las características conforme a las cuales se ha dado la transición en Tijuana, a fin de definir acciones, recomendaciones, pronunciamientos e incluso acciones legislativas que se traduzcan en un mejor proceso de transición.

Consideró que en estos procesos de transición resulta importante atender a la población de menores recursos para que no se queden sin este servicio público, como lo establece la Reforma Constitucional. “Quitarle a la gente este servicio, es como quitarle el transporte público; es primordial y lo debemos cuidar”, dijo.

El diputado Mario Sánchez Ruíz (PAN) expresó que es necesario que la Cofetel explique qué sucedió, dado que en ese proceso de adaptación que ya se había previsto desde hace dos años, no se informó cuál sería la participación del sector empresarial.

Indicó que conforme a esa información, es fundamental tomar las medidas preventivas, toda vez que en 2015 el apagón analógico será a nivel nacional. “Es importante resolver esa situación en Tijuana, porque es un mecanismo de diversión y de hacer llegar a la población información clave para su toma de decisiones”, agregó.

La diputada Purificación Carpinteyro Calderón (PRD) señaló que 7 por ciento de la población de Tijuana es afectada por este apagón analógico, y dado que son no más de 14 mil hogares en las próximas dos semanas el problema debe estar resuelto y “no tendrá mayor impacto”.

Puntualizó que ninguna institución del Estado mexicano y de Baja California puede reaccionar ante un escándalo que es exclusivamente mediático. “No podemos -como institución- manifestarnos en uno u otro sentido si no tenemos información contundente que permita tomar una decisión”, subrayó.

Se manifestó por la creación de una Comisión que investigue por qué esto este tema se ha convertido en una noticia de crisis y de magnitud exacerbada y, cuál ha sido el actuar de las empresas televisoras al respecto.

Por el PRI, el diputado Leobardo Alcalá Padilla argumentó que no se puede dejar pasar este inicio de transición, con el riesgo de que en las diferentes poblaciones pueda volver a suceder, independientemente, de que se trata de una casa o de miles.

Se debe, dijo, pedir a la Cofetel un informe detallado de lo que sucede en Tijuana y cuál es el plan estratégico de comunicación con la población de otras ciudades del norte del país, dado que serán las siguientes en la aplicación del apagón analógico.

A su vez, el legislador Fernando Belaunzarán Méndez (PRD) precisó que es fundamental tener información antes de hacer un pronunciamiento, aunque, dijo, “es desafortunado que haya proceso electoral en esa entidad, dado que todo se convierte en un elemento de propaganda”.

Resaltó que posponer el apagón significa postergar el desarrollo del país. Cuestionó que continúe la venta de televisiones analógicas, pues “estamos engañando a los consumidores y ello les representará un doble gasto”.

La diputada Luisa María Alcalde Luján (MC) subrayó que se debe coadyuvar para que los costos de transición sean los mínimos, con el fin de que las familias no resulten afectadas.

Abundó que esto no puede frenar la transición digital, por lo que es positivo que se corroboren datos e información para conocer qué realidad se enfrenta.

En tanto, el diputado Patricio Flores Sandoval (PRI) destacó que en noviembre la transición se hará en el resto de la franja fronteriza, y “posiblemente nos vamos a encontrar situaciones similares; la realidad es que en ningún país este proceso ha sido al cien por ciento al inicio”.

Hizo votos para que el proceso no se detenga y reiteró que se debe conocer cómo fue la transición, cómo termina y cómo se prevé ocurra en noviembre, a fin de que el Legislativo coadyuve a que la población no padezca consecuencias negativas cuando llegue el cambio a nivel nacional.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.