Debáltsevo, la peor derrota de los proeuropeos de Ucrania, podría revivir acuerdo de Minsk

El Presidente Petro Poroshenko le confirmó a la agencia Reuters que más del 80 por ciento de las tropas proeuropeas de Ucrania, abandonó la ciudad de Debáltsevo, en la región de Donetsk Oblast, tras haber sufrido bombardeos y fuertes ataques por parte de los separatistas prorrusos quienes ya la controlan, y en señal de su triunfo, se apresuraron en nombrar a un alcalde que se encargará de las tareas de reconstrucción. Pese al cese al fuego pactado en los acuerdos de Minsk, feroces combates se libraban en ese importante punto estratégico que une geográficamente los dos bastiones separatistas de Donetsk y Luhansk.

Según-el-Presidente-de-Ucrania,-Petro-Poroshenko,-sus-tropas-se-están-retirando-de-la-ciudad-de-Debáltsevo,-ahora-en-manos-de-los-separatistas-prorrusos

Tropas proeuropeas ucranianas en la ciudad de Debáltsevo. (Captura de Pantalla CC desde STRC Ukrainian television and radio broadcasting «UTR – TV channel»)

Ante las críticas que se levantaron en Occidente sobre los combates que se libraban en Debáltsevo, pese al Cese al Fuego, que entró en vigor a partir de las 12:01 del 15 de febrero en el Este de Ucrania, lo que ponía en riesgo los acuerdos de Minsk, el ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, explicó en una rueda de prensa que “La línea real de alto el fuego pasa fuera de los límites de Debáltsevo, ya que esa zona está controlada por rebeldes”.

La pequeña ciudad de Debáltsevo, que en 2013, tenía 25.774 habitantes, de los cuales el 81,5%, eran de habla rusa, y que hoy alberga a no más de tres mil personas, estuvo primero en manos de los prorrusos, en abril de 2014, luego, tras la ofensiva lanzada por Kiev, en julio de 2014 cayó en poder de los proeuropeos, y desde enero de 2015, se convirtió en escenario de los más cruentos enfrentamientos, debido a su posición estratégica.

Duramente bombardeada por ambos ejércitos en contienda, la ciudad, fundada en 1878, se encuentra ahora semidestruida y aunque los prorrusos estiman que las perdidas proeuropeas fueron de unos 3000 soldados, y que su huida de la ciudad fue vergonzosa y humillante, mientras que Kiev, señala todo lo contrario, la verdad es difícil de establecer debido a los esfuerzos propagandísticos de ambos lados, con todo, no es difícil calcular que las victimas militares y civiles, de ambos bandos, debieron ser considerables a juzgar por los daños sufridos en las edificaciones.

Finalmente, el multimillonario Presidente proeuropeo de Ucrania, Petro Poroshenko, señaló al respecto que “Esta mañana, [de ayer] las Fuerzas Armadas de Ucrania y la Guardia Nacional han concluido la operación para la retirada ordenada de Debáltsevo. Ya ha salido el 80 por ciento de las unidades”, agregando que “las unidades salieron de manera ordenada, con todo su armamento, con carros de combate, blindados, piezas de artillería y vehículos de transporte”.

La retirada de los soldados de la 168ª brigada de las Fuerzas Armadas ucranianas y los combatientes del batallón de voluntarios “Krivbas”, de Debáltsevo, fue confirmada por periodistas proeuropeos en la zona, mientras que el Primer Ministro de la república de Donetsk, Alexánder Zajárchenko, designó a Alexánder Afendik, como nuevo Alcalde de la ciudad, quien asumió las tareas de reconstrucción y se comprometió a lograr un regreso a la vida normal.

Edificios destruidos en la ciudad de Debáltsevo. (Captura de Pantalla CC desde STRC Ukrainian television and radio broadcasting «UTR – TV channel»)

Curiosamente, la caída de Debáltsevo, que puede ser considerada como una estrepitosa derrota para los anhelos integristas de los proeuroeos de Kiev, y una significativa victoria para las fuerzas separatistas prorrusas, también puede ser interpretada como la posibilidad de alcanzar el cumplimiento del Cese al Fuego y el rescate de los frágiles acuerdos logrados en Minsk, por las partes en contienda bajo los auspicios de Rusia, Francia y Alemania, algo que se expresaría en las recientes palabras de Stéphane Le Foll, actual Ministro de Agricultura y portavoz francés, quien tras conocer la caída de Debáltsevo, dijo que el acuerdo “no está muerto” y que el gobierno de François Hollande “hará todo lo posible para hacerlo vivir”.

Le Foll, militante socialista, manifestó que “Vamos a seguir, sabemos que hay problemas […] pero entre la situación que había justo antes del acuerdo de Minsk 2 (firmado el 12 de febrero de 2015) y la que conocemos, se ha hecho un progreso”, y enfatizó que tanto Francia como Alemania le han apostado a la “vía diplomática”.

El Presidente ruso Vladimir Putin, instó a los proeuropeos en Kiev, a retirar todas sus tropas de la ciudad de Debáltsevo, en una forma rápida, y agregó que “Por supuesto, perder siempre es malo. Siempre es una desgracia para el perdedor, especialmente si pierdes ante los que hasta ayer eran mineros y tractoristas. Pero la vida es la vida, sigue, y creo que no tiene sentido seguir dándole vueltas a esto”.

Por su parte, el aludido Petro Poroshenko, uno de los hombres más ricos de Ucrania, y en el poder desde el 7 de junio de 2014, no pareció muy conforme con la debacle militar sufrida en Debáltsevo, e indicó que una misión internacional de paz bajo el mandato de la ONU, debe encargarse de supervisar la aplicación del acuerdo de alto el fuego en el este de Ucrania, y al respecto dijo, citado por la AFP, que “Creemos que la mejor forma es una misión de policía de la Unión Europea. Estamos seguros de que esta sería la más eficaz y la mejor garantía de seguridad”.

Al mismo tiempo, el gobierno proeuropeo de Ucrania, hizo un llamado a los jóvenes ucranianos hospedados por diferentes familias en Aragón (norte de España), para que regresen a su país y se incorporen a las tropas que luchan contra los separatistas prorrusos.

La notificación de alistamiento de estos jóvenes ucranianos, todos menores de 18 años, ha generado el rechazó de sus familias de albergue españolas, quienes se han dirigido al gobierno de Mariano Rajoy, solicitándole que les otorgue la nacionalidad y evitar así que regresen a morir a Ucrania, como ha ocurrido con muchos jóvenes de sus edades en el frente.

Edificios destruidos en la ciudad de Debáltsevo. (Captura de Pantalla CC desde STRC Ukrainian television and radio broadcasting «UTR – TV channel»)

Así, mientras que el periodista italiano Lorenzo Cremonesi del medio CorriereTv, y del diario Corriere della Sera, aseguraba haber visto tropas rusas especiales con rasgos mongoles peleando en primera línea en Debáltsevo, contradiciendo así las reiteradas negativas rusas de que hubiese tropas de ese país en el este de Ucrania, afirmando además que “parecía Siberia o Mongolia”, que estas tropas están mejor armadas que los prorrusos y que los francotiradores son excelentes, con rifles de largo alcance, Lavrov, el canciller ruso también dijo que Moscú está preocupado por la situación en la ciudad y hace un llamamiento para poner fin a todos los intentos violaciones del acuerdo de alto el fuego.

Jens Stoltenberg, Secretario General de la OTAN, desde el 1 de octubre de 2014, dijo que la situación en el este de Ucrania está empeorando y que el alto el fuego no se respeta. “Estoy muy preocupado por el deterioro de la situación en Debáltsevo y alrededor de ella”, afirmó, y volvió a acusar a Rusia de proporcionar apoyo a los separatistas “dándoles equipos pesados, armas avanzadas, fuerzas y entrenamiento” e instó a Moscú a retirar a “todas sus fuerzas” de territorio ucraniano.

Sobre la situación presentada tras la caída de Debáltsevo, y la implementación de los acuerdos de Minsk, se ha anunciado una conferencia telefónica entre Vladimir Putin, (Rusia), François Hollande, (Francia), Angela Merkel, (Alemania), y Petro Poroshenko, (Ucrania), confirmó Stéphane Le Foll.

Fuente: http://www.accion13.org.co/

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*