EEUU: Reversiones

Por Isaac Bigio

Las presidenciales del 2012 son los primeros comicios que EEUU tiene cuando se celebran 150 años de la guerra civil de 1861-65. Lo interesante es ver cómo los actores de dicho conflicto que definió a ese país ahora se encuentran en un escenario contrapuesto.
Hace siglo y medio los  demócratas eran el partido más socialmente conservador y reacio a los negros, mientras que los republicanos lideraron la revolución que abolió la esclavitud. Hoy, en cambio el 90% de los afro-americanos votaron por los Demócratas de Obama, el primer presidente negro de dicha potencia, mientras que los republicanos son la casa de los conservadores y de los blancos más hostiles a las minorías étnicas.
Hace un siglo y medio muchos demócratas tenían esclavos y estaban en contra de la abolición de dicha trata, por lo que varios de ellos apuntalaron a los 11 Estados esclavistas del Sur que decidieron conformarse como una Confederación independiente.
La fracción demócrata que se opuso a la secesión y apoyó al bando unionista quiso deponer  electoralmente a Lincoln  acusándolo de fomentar la mezcla racial y no estar dispuesto a retroceder con la trata de esclavos para congraciarse con el Sur.
En 1860 Lincoln se convirtió en el primero de 17 republicanos en ganar la Casa Blanca. Él se opuso a la anexión a México y lideró al primer gobierno blanco del mundo que hizo una guerra total interna para emancipar a los esclavos, a quienes armó. Marx fundó la I Internacional alentándolo.
Sin embargo, el partido que creó Lincoln (y que sigue teniendo como su color el rojo) es hoy uno de los principales enemigos de la izquierda mundial y también enajenó a los afro-americanos quienes se volcaron en masa hacia los demócratas, los cuales sí supieron entroncarse con el movimiento pro derechos civiles de Martin Luther King.
Mientras Lincoln se opuso al anexionismo sobre México, los republicanos son hoy el partido que más intervenciones han liderado.
Cuando los republicanos se crearon, ellos llamaban a erradicar las 2 plagas de la esclavitud y la poligamia (que ellos veían como la esclavitud no de una raza sino de un sexo). Esto les llevaba a chocar con los mormones que habían fundado en Utah el único territorio americano donde se alentaba la poligamia.
Hoy, sin embargo, la congregación religiosa que más vota por los republicanos son los mormones. En Utah, donde ellos conforman el 60% de su población, los republicanos han tenido allí sus mejores porcentajes a nivel nacional en 7 de las últimas 9 presidenciales (1976, 1980, 1984, 1988, 1996, 200 y 2004). En 1992 Utah fue el único Estado que puso al demócrata Clinton en tercer lugar.

En el 2004 Bush tuvo allí su mejor votación ganando en cada condado y consiguiendo casi triplicar a su rival. Ezra Taft, antes de llegar a ser el Profeta mormón, dijo que su congregación difícilmente votaría por un demócrata liberal.


Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*