Eleccion presidencial; diferencias del PRI 2012 y el PRI “2018”

JUAN MARTÍNEZ VELOZ

La gran pregunta de hoy en materia electoral es ¿Cómo juega el PRI rumbo al 2018? Gran cantidad de artículos empiezan a salir sobre el tema.

Intentaremos dar claridad a esto que pasa en ese partido. Parece que hoy (electoralmente) no le importa al partido Tricolor ganar en 2018  (como en 2012) o están muy seguros de lograr el triunfo con cualquier candidato a presidente de la república.

¿Porque el PRI juega de manera diferente a la estrategia ganadora del 2012?

Solo a ellos les corresponde explicar esto. Nosotros trataremos de hacerlo dando algunas hipótesis.

*. Una primera lectura obligada es que el PRI en 2018 no está jugando como en 2012 (comparando tiempos, encuestas y aspirantes)  con un candidato ganador.

El actual presidente de la república Lic. Enrique Peña Nieto siempre lidero las encuestas que se realizaban previamente al 2012 (entre 2009 y 2010 escribimos varios artículos sobre el tema) Pero aparte EPN era el gobernador de la entidad electoramente más grande del país, el Estado de México (más de 11 millones de electores en el padrón electoral).

A pesar de las dudas que teníamos de las metodologías de las casas encuestadoras en la entonces (2009)  futura elección presidencial de 2012, el hecho de que EPN fuera el gobernador de Edomex reforzaba la idea de que las encuestas que encabezaba eran ciertas.  Al momento de la elección en 2012 la diferencia de EPN con Andrés Manuel López Obrador (segundo lugar) se redujo a solo a  casi un 7% de la votación.

Hoy (finales de 2017) ya iniciado formalmente el proceso electoral de 2018 el PRI no trae un candidato así (como EPN en su momento). Su “aspirante presidencial” mejor posesionado en las encuestas es desde 2015 Miguel Osorio Chong, Secretario de Gobernación pero ubicado  después de Andrés Manuel López Obrador, Margarita Zavala y Miguel Ángel Mancera. Hay otros que aparecen más abajo como Eruviel Ávila, Luis Videgaray y recientemente José Antonio Meade. En las encuestas por partido el PRI se empareja mas con MORENA el partido de AMLO y en algunas lo rebasa.

A reserva de que sean los propios dirigentes del PRI que nos expliquen, creemos las razones de ello pueden ser lo siguiente:

**”Puede ser que exista una gran autoconfianza de los líderes priistas  en la estructura del PRI a nivel nacional que es la más consolidada que la de los otros partidos” Eso es cierto pues gobierna una gran cantidad de estados (15) y municipios de México. Sin embargo esta estructura electoral en los estados no opera al unísono y tenemos el ejemplo de las elecciones presidenciales de 2006 en donde en varios estados priistas gano el candidato del PAN Felipe Calderón. Igual en 2012 el PRI perdió en algunos estados entonces priistas como Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz.

Para ganar una elección presidencial no  requiere “X partido”  gobernar en la mayoría de los estados del país, ejemplos de ello son las elecciones de 2000 y 2006 ganadas por el PAN y solo gobernando unas pocas entidades de la república.

*** “Hay preocupación por la relación con Trump y EUA y se espera que esta mejore“Esto también es importante factor a tomar en cuenta. La impresión que da hoy esta relación entre México y EUA es que no es la mejor en algunas materias como el muro fronterizo, TLCAN.

Dada la importancia de EUA en el mundo (Hiperpotencia No. 1) y la cercanía con México es elemental que el gobierno americano no vea mal al candidato del PRI. Hasta ahora no se ha dicho nada sobre el tema de parte de los funcionarios americanos.

Para el PRI es vital que México siga en TLCAN y que no aparezca que “le doblaron las manos” esta es la mejor forma de que el gobierno americano fijara su posición con el PRI.

Aunque el ambiente en Reino Unido y en importantes sectores de EUA es contrario hoy a la idea de libre comercio, creemos que si va existir negociación a final de cuentas entre EUA, México y Canadá pues el TLCAN no solo fue en su momento 1992 una buena idea de México en aquel tiempo (Carlos Salinas de Gortari presidente en ese momento), sino también de George W. Bush (presidente republicano).

 Hasta el líder de las izquierdas AMLO en su libro de 2004 (Proyecto Alternativo de Nación)  no se manifiesta tajantemente en contra de TLCAN, solo hace críticas a algunos aspectos del tratado.

En caso extremo, es decir, que Donald Trump decida salirse del TLCAN tampoco el PRI debería negarse a ver otras opciones políticas para dejar gobernar a otro partido o coalición como sucedió en 2000 y 2006 que le dio amplias facilidades al PAN para llegar.

Hoy el PRI podría pensar en un plan B (mediante un Pacto Político o Gobierno de Coalición) en otras opciones como  Miguel Ángel Mancera, Rafael Moreno Valle y quizás Andrés Manuel López Obrador (el más firme y seguro aspirante presidencial hasta hoy).

**** El PRI “destapara” en los próximos días a su candidato presidencial 2018. Creemos que no habrá muchas sorpresas.  Tiene que ser el mejor posicionado en las encuestas en ese momento; bien visto hacia el interior del PRI y con respaldo (destapado) de un gran padrón electoral detrás (como el de Edomex o Jalisco) para iniciar con el pie derecho.

Otro candidato sin estas características y una sana distancia frente al poder  será visto como un candidato presidencial frágil (como el PRI en el año 2000) y muy débil para enfrentar en el debate político a Andrés Manuel López Obrador (líder hoy), alcanzarlo en las encuestas y ganarle bien en las urnas. Nada fácil la tarea.

juanmartinez_veloz@yahoo.com

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.