En Gran Bretaña científico mexicano participó en crear simulador robótico para tratar problemas en recto y próstata en humanos

El dispositivo recrea la forma y la sensación del pasaje de un recto verdadero a fin de capacitar a médicos y enfermeras en la realización de exámenes táctiles

A fin de ayudar a médicos y enfermeras en la práctica de exámenes hápticos (de tacto) para identificar problemas en próstata y recto, un equipo de científicos en el Imperial College de Londres desarrolló un simulador robótico del área rectal de una persona.

Uno de los responsables del proyecto en el departamento de Cirugía y Cáncer del Imperial College de Londres es el mexicano Fernando Bello, quien explica que si bien existen modelos de plástico para ayudar a capacitar al personal médico, estos no se sienten como carne y tejido vivos.

La tecnología consiste en prótesis glúteos y recto por donde el médico inserta su dedo dentro de un dedal de silicona unido a una tecnología robótica capaz de recrear la sensación exacta del recto humano. El dispositivo contiene pequeños brazos robóticos que aplican presión sobre el recto de silicona para recrear la forma y la sensación del pasaje trasero.

El equipo se complementa con un monitor puede mostrar un modelo 3D del recto y la próstata, lo que permite al médico, con la ayuda de gafas 3D, ver la anatomía mientras realiza el examen.

De acuerdo a información del Imperial Collage de Londres, la idea del dispositivo es ayudar a capacitar a los médicos y enfermeras para que realicen exámenes rectales al recrear con precisión la sensación de un recto, así como proporcionar información sobre su técnica de examen, a fin de identificar cáncer de próstata, y justamente de recto, en etapa temprana.

Los exámenes hápticos rectales son necesarios para diagnosticar afecciones como el cáncer de próstata e involucran a un médico que coloca su dedo índice en el ano y siente la glándula prostática. «Los exámenes internos son realmente difíciles de enseñar y de aprender debido a que ocurren en el cuerpo y el capacitador no puede ver lo que hace el aprendiz y viceversa», destaca el doctor Fernando Bello.

La próstata es una glándula del tamaño de una nuez se encuentra debajo de la vejiga de un hombre y se puede sentir justo dentro del ano, a través de la pared rectal. Aproximadamente 75 por ciento de los hombres mayores de 70 años padecen agrandamiento de la próstata, que si bien puede ser inofensivo podrá causar problemas urinarios.

Un examen rectal es a menudo la primera prueba que un médico o enfermera usa para reconocer un problema que determina si envían al paciente para otras pruebas. “En general, las próstatas cancerosas tienden a sentirse duras y molestas, pero aprender exactamente cómo se siente una próstata potencialmente cancerosa puede ser difícil”, explica el doctor Bello.

El científico mexicano es pionero en la simulación avanzada de una serie de procedimientos quirúrgicos y exámenes clínicos. En el departamento de Cirugía y Cáncer ya había trabajado anteriormente en la creación de una versión robótica del aparato reproductor femenino, vagina incluida, a fin de que los alumnos de medicina puedan practicar exámenes ginecológicos en un modelo que simule las condiciones reales sin tener que recurrir a una paciente ni a una mera recreación plastificada.

Fernando Bello es ingeniero informático egresado del Tec de Monterrey y obtuvo su doctorado en sistemas biomédicos en el Imperial College en 1996. Actualmente es profesor de computación quirúrgica y ciencias de la simulación y es director del Centro de Ciencias de la Simulación y Modelado en Medicina y Cirugía. (Agencia ID)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.