México.- Acuerdos políticos para la gobernabilidad (2018-2024)

OPINIÓN

*JUAN MARTÍNEZ VELOZ

La ERA TRUMP que estamos viviendo desde la llegada al poder en EUA de su actual presidente Donald Trump genera mucha incertidumbre entre los mexicanos y reclama de GRANDES ACUERDOS POLÍTICOS NACIONALES con miras a la elección presidencial del 2018 y la agenda política 2018-2024.

México fortalecerse (blindarse) internamente mediante acuerdos políticos para negociar en mejores condiciones con Estados Unidos, Canadá y el resto del mundo.

En este sentido ES NECESARIO UNIFICAR LAS OPCIONES POLÍTICAS que competirán en la elección presidencial del 2018.

Si bien es cierto no hay un sistema electoral y de partidos perfecto, pero entre menos opciones políticas (partidos) se disputen el poder es más (+) fácil ponerlas de acuerdo en las decisiones políticas fundamentales de la nación.

Señala en gran maestro MAURICE DUVERGER que:

“Los sistemas de partidos son el resultado de factores numerosos y complejos, unos propios de cada país y otros generales. Entre los primeros podemos citar la tradición y la historia, a la estructura económica y social, a las creencias religiosas, a la composición étnica, las rivalidades nacionales, etc.….Entre los factores generales, el régimen electoral es el más importante” (Los Partidos Políticos, F.C.E., México, 1987, pp. 231-232).

UN MODELO IDEAL (ACEPTABLE) DE GOBERNABILIDAD ES EL BIPARTIDISMO AMERICANO (DEMÓCRATAS Y REPUBLICANOS) que tiene más de 150 años, es el más antiguo del mundo y le ha dado estabilidad política a los Estados Unidos y es uno de los elementos políticos que explica su hegemonía política, económica y militar mundial.

EXISTE TAMBIÉN EL MODELO FRANCÉS SEMIPRESIDENCIAL (ADOPTADO EN 1962) CON SEGUNDA VUELTA ELECTORAL (BALLOTAGE), QUE RECIENTEMENTE (MAYO DE 2017) SE VOLVIÓ A APLICAR EN LOS comicios franceses para elegir a su presidente de la república y que también debe ser estudiado a fondo por los mexicanos.

En este contexto de unificar opciones políticas para favorecer la gobernabilidad, es correcta la iniciativa del Lic. Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en días pasados de unificar a los partidos del espectro de las izquierdas en un solo frente electoral.

Lo anterior tiene una justificación muy sencilla; AMLO y las izquierdas no son aun una mayoría en la nación (en las elecciones presidenciales) a pesar de que las encuestas lo señalan hoy al ex Jefe de Gobierno de la CDMX (mayo 2017) como puntero para la elección presidencial futura del 2018.

Veamos cifras*:

En la elección presidencial de 2012 la izquierda electoral mexicana fue representada por el Frente Progresista (Coalición de PRD, PT, Convergencia-Movimiento Ciudadano). Es innegable que esta Coalición represento una gran fuerza electoral, sin embrago no fue la opción mayoritaria en el país en ese momento; hay que destacar que en 2012 las Izquierdas (AMLO) perdieron alguna influencia en relación a los comicios del 2006.

En 2012 AMLO y el Frente Progresista obtuvieron 15.5 millones de votos, casi el (32%) de una lista nominal de electores de 79.5 millones de ciudadanos y una participación del 63% de los ciudadanos (50.3 millones de votantes).

En cambio en 2006 AMLO y la entonces Coalición Por el Bien de Todos es su mejor escenario hasta hoy obtuvieron 14. 8 millones de votos (35.3%) de una lista nominal de 71.4 millones de ciudadanos y una participación de votantes de 41.8 millones.

El porcentaje de la votación total emitida a favor de las izquierdas en 2012 aunque aumento en casi 800 mil votos en relación a 2006, en proporción disminuyo casi 4% (3.67%), ya que la lista nominal de

electores creció más de 8 millones de ciudadanos de una elección a otra. (*Se redondean cifras para facilitar la explicación).

La coalición o frente de las izquierdas a nivel federal formalmente tendría que realizarse en los plazos que exige la ley electoral nacional para el proceso electoral del 2018, sin embargo a AMLO y a MORENA le interesa que se realice materialmente antes de la elección próxima de junio 2017 para capitalizar el “voto útil” hacia sus candidatos en los estados donde habrá elecciones locales (Coahuila, Estado de México y Nayarit).

El tema requiere altura de miras, tanto por parte de AMLO como del propio PRD y los demás partidos. Esa altura de miras no se tuvo al armar las candidaturas 2017. Tampoco se tuvo en 2016 con las alianzas extrañas y contradictorias PAN-PRD ¿Dónde quedaron?

* En este contexto de favorecer la gobernabilidad del país, en 2007-2008 y recientemente a finales de 2016 se presentó ante el Senado de la República una iniciativa de Reforma Política Electoral donde planteaba varias reformas y también la SVE en la elección presidencial (también conocida como ballotage).

La SVE es una modalidad del sistema electoral de mayoría, para que en una elección el candidato ganador deba obtener una mayoría a (sobre el 50% o 40% o 35% de los votos según el sistema electora de cada país).

En caso de que ninguno de los contendientes (candidatos) alcance porcentaje mínimo exigido en la ley en una primera vuelta electoral, debe celebrarse una SVE entre los dos primeros candidatos, resultando ganador el que obtenga el mayor número de votos.

CREEMOS ES EL MOMENTO DE ANALIZAR Y APOYAR VARIOS INSTRUMENTOS JURÍDICOS Y POLÍTICOS (PACTOS) PARA FAVORECER LA GOBERNABILIDAD DEL NUEVO PRESIDENTE DE MÉXICO 2018-2024.

*Saludamos en este espacio también al ejemplar al pueblo francés (desde la Revolución Francesa y la primera Declaración Universal de los Derechos del Hombre y el Ciudadano de 1789) por sus elecciones ejemplares y triunfo de su nuevo presidente Emmanuel Macron en Segunda Vuelta Electoral (ballotage).

JUANMTZV63@HOTMAIL.COM

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*