¿Por qué es importante incentivar la lectura en los niños desde una edad temprana?

La lectura tiene muchos efectos positivos sobre los niños, desempeñando un papel muy importante en su crecimiento y desarrollo. Motivar a que los niños es una buena forma de que comiencen a aprender por sí mismos.

Es un hecho que es bueno que los niños lean; no es ningún secreto. De hecho, hay una gran cantidad de programas del gobierno y de distintas instituciones que buscan fomentar la lectura en los niños para que comiencen a leer desde pequeños. Pero, ¿por qué es tan importante que los niños lean y por qué es mejor que lo hagan lo antes posible?

Los niños pueden comenzar a leer cuentos y refranes cortos y populares españoles desde los 2 a los 5 años, siendo estas las edades que se consideran como tempranas, en las cuales la lectura tiene múltiples beneficios, los cuales van más allá de comenzar a preparar a los niños para las enseñanzas del futuro.

Se ha comprobado que los niños que comienzan a leer desde muy pequeños, en general, tienen una mejor aptitud para el aprendizaje. Estos estudios han confirmado que los niños que leen durante la etapa del preescolar tienen más posibilidades de alcanzar el éxito en todas las áreas del colegio, incluyendo ciencia y matemáticas.

Los principales beneficios de fomentar la lectura desde edades tempranas

 

Más allá de comenzar a prepararlos para las lecturas que tendrán que hacer y el aprendizaje futuro, la lectura a edades tempranas representan varios beneficios que deberían ser tomados en cuenta.

Aunque los niños comenzaran a leer cuentos y refranes desde la escuela infantil, este tipo de aprendizaje tiene que ser reforzado en casa para que no se quede atrás con respecto a sus compañeros de clase. Al apoyar a los niños con la lectura, se refuerzan los vínculos entre padres e hijos, ayudando a crear una relación más sólida y especial. De esta forma, la lectura no se tiene que ver como una tarea tanto para los padres y los hijos, sino que se tiene que ver como un momento de felicidad y diversión.

Además de que se refuerzan los lazos, la lectura en los niños ayuda a que estos sean más propensos a expresarse mejor y a que se puedan relacionar con otras personas de una forma más saludable, además de que tienen mayor facilidad para entender las situaciones sociales que les rodean, pudiendo resolver conflictos por sí mismos al poder expresar sus emociones.

La lectura en edades tempranas también ayuda a que los niños se puedan concentrar mejor y a que tengan una mejor disciplina al sentarse a hacer algo. Es un hecho que los niños pequeños se pueden distraer con mucha facilidad, pero gracias a la lectura es posible comenzar a concentrarse para disfrutar de un cuento entretenido, al mismo tiempo que descubren que se pueden divertir sin la necesidad de correr por todos lados.

Gracias a la lectura, los pequeños pueden comprender algunos conceptos abstractos que pueden resultar difíciles de comprender a esa edad, además de que son capaces de aplicar la lógica en distintas situaciones, como reconocer la relación entre causa y efecto, comenzando a desarrollar el sentido común. Todo esto termina traduciéndose como un crecimiento moral, intelectual y personal que le ayudará a desenvolverse mejor en el mundo.

Hoy más que nunca, los pequeños quieren videojuegos y aplicaciones con las que entretenerse, pero gracias a los libros pueden descubrir que hay distintas formas de divertirse y aprender. La lectura en las edades tempranas enfocada de forma lúdica es de gran ayuda para que los niños no la vean como una tarea o una obligación, permitiéndoles entretenerse e incorporarlos libros a su repertorio de actividades entretenidas.

Hacer que los niños comiencen a disfrutar de la lectura es una de las cosas más importantes en la que los padres deberían de poner atención, ya que en realidad vale la pena la inversión de tiempo invertido en que los niños puedan disfrutar de la lectura.

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*