IN SITU; La seguridad en Txernobil.

IN SITU;  La seguridad en Txernobil.

CatPressTV

Imágenes Web in situ

 

El accidente de Chernóbil fue un accidente nuclear sucedido en lacentral nuclear Vladímir Ilich Lenin (a 18 km de la ciudad de Chernóbil, actual Ucrania) el sábado 26 de abril de 1986. Considerado, junto con el accidente nuclear de Fukushima I en Japón de 2011, como el más grave en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares (accidente mayor, nivel 7), constituye uno de los mayores desastres medioambientales de la historia.

Aquel día, durante una prueba en la que se simulaba un corte de suministro eléctrico, un aumento súbito de potencia en el reactor 4 de esta central nuclear produjo el sobrecalentamiento del núcleo delreactor nuclear, lo que terminó provocando la explosión del hidrógenoacumulado en su interior. Básicamente se estaba experimentando con el reactor para comprobar si la energía de las turbinas podía generar suficiente electricidad para las bombas de refrigeración en caso de fallo (hasta que arrancaran los generadores diésel). La cantidad de dióxido de uraniocarburo de boroóxido de europioerbio, aleaciones de circoniografito expulsados, materiales radiactivos y/o tóxicos que se estimó fue unas 500 veces mayor que el liberado por la bomba atómica arrojada enHiroshima en 1945, causó directamente la muerte de 31 personas y forzó al gobierno de la Unión Soviética a la evacuación de 116.000 personas provocando una alarma internacional al detectarse radiactividad en al menos 13 países de Europa central y oriental.

Casi 30 años después de la tragedia de la central nuclear de Chernóbil, el sarcófago de hormigón y metal que recubre el reactor siniestrado y evita que se filtre más radioactividad necesita protección adicional. ¿Cómo? Con una enorme cúpula metálica que avanza a buen ritmo y que estará completa para 2015.

La cúpula es obra de un equipo de ingenieros ingleses y se gestó en 1992, sólo que han hecho falta años de preparativos antes de poder comenzar las obras. El sarcófago del reactor aún emite demasiada radioactividad como para que los obreros puedan trabajar sobre él con unas mínimas condiciones de seguridad.

Esa es precisamente la singular clave de este proyecto. La cúpula se está construyendo apartada del reactor. Cuando esté completa, unas vías de tren sobre las que se asienta la estructura, de 29.000 toneladas y 90 metros de altura, la moverán hasta su localización definitiva sobre el reactor.

Incluso con esta precaución, todos los trabajadores de esta obra tienen rigurosos turnos y un máximo de horas de exposición a la radioactividad al mes y al año. La peor parte se la lleva el grupo de operarios de élite encargados de las chimeneas. Justo sobre el reactor 4 hay dos chimeneas que hay que desmontar antes de poder mover la cubierta. Los trabajadores de esta zona tienen que extraer secciones de la chimenea mediante cortadores de plasma. Cada turno en este área no puede exceder de unas pocas horas.

 

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*