Suenan cacerolas en contra de Maduro

Suenan cacerolas en contra de Maduro

Caracas, Venezuela,15 de abril.- Un intenso sonar de cacerolas se registró hoy en varios puntos de Venezuela en respuesta a la convocatoria del ex candidato presidencial opositor, Henrique Capriles, para rechazar el resultado electoral del domingo a favor del oficialismo.

La negativa de Capriles a reconocer su derrota conforme los resultados del Consejo Nacional Electoral (CNE) fue considerada por el presidente electo Nicolás Maduro, como parte de una embestida de la derecha con apoyo estadunidense para propinar un golpe de Estado.

Informes del diario Últimas Noticias en Caracas dijeron que el golpeteo de cacerolas, una secuela del estrecho resultado electoral del domingo, inició en barrios del oeste de la capital venezolana.

Al ruido de cacerolas se sumaron pitos y fuegos artificiales en El Paraíso y el 23 de Enero, dos barrios de clase media baja del oeste caraqueño.

En Maracaibo, capital de la rica zona petrolera del estado Zulia en la frontera con Colombia, también se reunieron simpatizantes de Capriles, el derrotado candidato presidencial según el CNE, para rechazar el saldo de la jornada dominical.

Según el diario Panorama de Maracaibo, los seguidores de Capriles se concentraron en la avenida El Milagro, cerca de la sede regional del CNE para repudiar los resultados electorales del domingo.

Las protestan exigen un recuento voto por voto de la jornada del domingo para constatar la limpieza del proceso, conforme una exigencia de Capriles.

Maduro fue proclamado este lunes presidente electo de Venezuela por el CNE, que defendió la validez de la elección y advirtió contra quienes rechazan el resultado.

Maduro, una vez reconocido como presidente electo del país, advirtió contra la embestida de la derecha política para propinar un golpe de Estado.

En declaraciones difundidas por la cadena Telesur, advirtió que se aplicará la ley a los grupos desestabilizadores de la derecha que están preparando un golpe de Estado.

Responsabilizó además a Capriles y sus seguidores de una serie de hechos violentos al final del lunes en el Distribuidor La Carlota, al este de Caracas y alertó que la extrema derecha del país “se está quitando la careta” y busca perpetrar un golpe de Estado.

En una rueda de prensa en el Palacio de Miraflores, Maduro dijo que seguidores de Capriles, entre ellos el dirigente Julio Borges, hablan de “la muerte de la Revolución”.

“Cuando el dirigente de la burguesía Julio Borges, habla de la muerte de la Revolución, eso se traduce en un golpe de Estado”, planteó Maduro ante periodistas.

Previno que los inconformes llamarán a un paro general, “van a tratar de cerrar algunas vías principales de circulación. Están tratando de hinchar el odio en la gente”.

Pero aseguró que en Venezuela “no va a haber golpe de Estado”.

El virtual presidente electo vinculó a la embajada de Estados Unidos en Caracas con el intento desestabilizador contra su gobierno y dijo que el asesor de Capriles, Leopoldo López ,constituye “el brazo armado de la embajada gringa en Venezuela”.

Dijo que López con la anuencia de la sede diplomática estadunidense tienen contratadas a grupos de personas en motocicletas para amedrentar a la población caraqueña.

En su discurso, Maduro ratificó la limpieza del proceso electoral que le favoreció por un apretado margen ante Capriles.

Los resultados corresponden a “una victoria limpia, legal, constitucional que debe llevar a que la otra mitad sea sensata y acepte los resultados”, dijo.

Con fotografías en las manos, Maduro mostró a grupos de inconformes que quemaron dos sedes del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela en los estados Anzoátegui (oriente) y Táchira (suroccidente).

Agregó que también incendiaron dos motocicletas y un vehículo frente a la casa del PSUV en el estado Barinas (suroccidente), estado natal del extinto presidente Hugo Chávez y que gobierna Adán Chávez, hermano del fallecido mandatario.

Dijo igualmente que en Anzoátegui (oriente), dispararon cuando el gobernador, Aristóbulo Isturiz, atestiguaría los restos de la casa del PSUV incendiada.

En Barquisimeto (occidente) causaron destrozos en vitrales de un concesionario de vehículos y un expendio de pan, dijo Maduro.

Acusó que los grupos desestabilizadores de la derecha están tratando de asediar la sede en Caracas de la estatal Venezolana de Televisión (VTV) y mantienen cerrado los acceso hacia la zona este de la ciudad en la Autopista Francisco Fajardo.

“Usted provocó esto por no respetar los resultados”, culpó Maduro a Capriles, a quien advirtió que “tendrá que enfrentar la justicia venezolana”.

El mandatario llamó sin embargo a la población venezolana a “responder a estos grupos golpistas con trabajo y una gran sonrisa” y manifestó que su gobierno está dispuesto a iniciar un diálogo activo con los sectores opositores del país.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.