Bajo llave, declaración patrimonial

Zona Cero

La Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que el Presidente, los senadores, diputados y ministros no tienen la obligación de dar a conocer su declaración patrimonial y es que con seis votos a favor y cinco en contra se protegerán los datos personales de quienes ocupan estos cargos.

Se espera que este jueves los ministros de la Corte voten finalmente si esta clase política debe o no declarar todo su patrimonio.

La Corte se pronunció contra el proyecto de sentencia elaborado por el ministro José Ramón Cossío, quien proponía declarar inconstitucional tener que pedir consentimiento del funcionario para hacer pública su declaración patrimonial.

Y que por ahí el grupo Fundar pidió a la Auditoría Superior de la Federación la situación patrimonial de los 500 diputados, toda vez que las cuentas no cuadraron en algunos.

Los ministros determinaron mantener vigente el artículo 40 de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, en el que se protegen los datos personales y sensibles, tan sensibles que lo consideran un asunto de seguridad de las personas, pese a que muchos se enriquecen a costas de sus cargos.

Al ministro José Ramón Cossío buscará defender su proyecto este jueves, pese a la posición de la mayoría de los ministros quienes niegan que funcionarios hagan pública su declaración patrimonial y que se tenga que solicitar el consentimiento del mismo.

La ministra Margarita Luna Ramos dijo que el hecho de ser servidor público no nos priva del derecho a los derechos fundamentales establecidos en la Constitución, y un derecho fundamental establecido en la Constitución, es el respeto irrestricto a los datos personales.

Y el ministro presidente Juan Silva Meza señaló la protección de la privacidad de los datos de un servidor público debe ceder racionalmente, ponderadamente, frente al interés público, con mayor razón, cuando esa información se relaciona fundamentalmente con la función democrática de control de la gestión pública y de prevención y exposición de actos de corrupción, que puede ejercerse por la sociedad.

En fin, se protege a los diputados, senadores, los mismos ministros de dan su voto y sobre todo al Presidente, para que su lana nade la toque.

Mirilla política: Los escándalos no paran y es que ahora toca a Antonio Gali Fayad quien ya se encuentra en las redes sociales, sobre todo las poblanas, en donde se le señala de tener una de las casas más lujadas del mundo, y es que a raíz de su candidatura al municipio de Puebla, los datos de su riqueza comenzaron a salir.

Esto después de que se dio a conocer en el libro «Exclusive Interiors», en donde se hace todo un compendio de los inmuebles más ostentosos del orbe, y en el que aparece la casa de Gali Fayad, en medio de un campo de Golf.

El escándalo se eleva toda vez que la casa que se señala como de su propiedad, no coincide con sus declaraciones patrimoniales de los últimos años y los poblanos ya están pidiendo que se audite a Gali Fayad.

Esto está en manos de los poblanos quienes deben buscar que entregue cuentas claras ante la sociedad, pues en su declaración patrimonial de 2011, el actual candidato a la alcaldía de la ciudad de Puebla, reportó ser propietario de una casa en San Andrés Cholula, poseer una camioneta Lincoln, un automóvil jaguar, una escultura de Javier Marín, y diversas obras.

Las diversas funciones que ha desempeñado Gali Fayad en el sector público no le dejan para tener los lujos que ahora tiene, pese a que cuenta con negocios en el ramo textil por herencia.

Las dudas están en la mesa y son los mismos poblanos quienes ahora exigen claridad de quien se perfila como candidato al municipio de Puebla, porque de lo contrario la mancha nadie se la va a quitar.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.