Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

En México Diez millones de personas padecen insuficiencia renal

Por Carla Colín / Mensaje Politico

 

La Comisión de Salud llevó a cabo el foro “Los retos de la enfermedad renal en México”, donde se analizaron los mecanismos y políticas públicas que se deben implementar para lograr atender a los casi 10 millones de personas que presentan este padecimiento.

 

El diputado Isaías Cortés Berumen, presidente de la Comisión de Salud, explicó que la principal causa de muerte en México es la diabetes y las primeras diez enfermedades que sufre la población están relacionadas con la obesidad.

A su vez, la insuficiencia renal crónica puede padecerla cualquier persona que no tenga diabetes ni hipertensión; los costos de su tratamiento, a través de diálisis y hemodiálisis, es tres veces mayor al de un trasplante.

Recordó que durante 2011 se aprobó una modificación a la Ley General de Salud, sobre trasplante y donación de órganos; se publicó y hoy está vigente, pero la Secretaría de Salud no emitió el reglamento respectivo, por lo que ese cambio legal se encuentra inactivo.

Anunció que la Comisión presentará un punto de acuerdo de urgente y obvia resolución el próximo jueves, a fin de solicitar a las autoridades competentes emitan el reglamento faltante para fortalecer el trasplante y la donación de órganos.

Dijo también que se trabajará en el diseño de nuevos modelos de detección y prevención de enfermedades, y en la implementación de mecanismos de control para que los recursos que destina la Cámara de Diputados al sector Salud sean objeto de una aplicación eficaz.

De igual manera, tratará de que se eficiente el dinero que se destina a los estados para el Seguro Popular, ya que actualmente “cada uno lo gasta como quiere”.

“De nada sirve que exista voluntad del Ejecutivo para asignar mayores recursos a la Salud, si no se sabe en que se aplica”, afirmó Cortés Berumen.

Aseguró que elabora una base de datos de los pacientes con insuficiencia renal en los estados, ya que sólo se cuenta con información de Jalisco. Si se contara con un Sistema Nacional de Registro de las incidencias, se podría focalizar la atención de este problema, puntualizó.

Por su parte, la diputada Leslie Pantoja Hernández (PAN) sostuvo que de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México, para el año 2025 existirán cerca de 212 mil pacientes con enfermedad renal crónica y causará el deceso de 160 mil. Por ello, dijo, es necesario trabajar de manera conjunta con las instituciones involucradas para atender esta problemática.

Subrayó que el trasplante de riñón es una alternativa menos costosa que tratamientos como la diálisis y la hemodiálisis, e informó que promoverá declarar el 2014 como Año Nacional de las Enfermedades Renales Crónicas no Transmisibles.

Carlos Castro, presidente Ejecutivo de la Asociación ALE, expuso que según cifras del Centro Nacional de Trasplantes poco más del 50 por ciento de las personas en espera de un trasplante solicita un riñón; de ahí la importancia de implementar medidas de educación, prevención, diagnóstico y tratamiento oportuno para la enfermedad renal crónica.

Indicó que es evidente que el Sistema de Salud mexicano se ha transformado; sin embargo, aun quedan rubros por atender en el acceso universal a tratamientos de padecimientos crónicos degenerativos como la enfermedad renal.

Expresó que en México la tasa de donación cadavérica es de 3.3 personas por millón de habitantes y señaló que sólo 10 estados aportan el 79. 8 por ciento de donadores por muerte encefálica en un año.

Asimismo, dos entidades tienen una o dos donaciones por muerte encefálica al año y 7 estados carecen de ellas.

Ante este panorama, propuso implementar programas integrales dirigidos a promoción de la donación cadavérica, y crear infraestructura y calidad de los servicios de atención, así como un Plan Nacional de Trasplantes y Donación de Órganos y Tejidos.

Dolores Ayala Nieto, presidenta de la Asociación Sólo por Ayudar, solicitó hacer campañas de difusión que fomenten la donación, quiten el miedo a los donadores vivos sobre las secuelas y convenzan a los enfermos con insuficiencia renal de que el trasplante es la curación y no la de estar conectados a las máquinas.

“Promover la donación en vida, brinda una gran satisfacción personal, al ver como renace una vida”, puntualizó. Resaltó que en el país alrededor del 90 por ciento de los trasplantes de riñón se da gracias a un donador vivo y el resto es por donaciones cadavéricas.

Gregorio Tomás Obrador Vera aseguró que se tienen pocos datos sobre la enfermedad, aunque se sabe que el 8.5 por ciento de la población padece una enfermedad renal crónica en etapa avanzada.

Enfatizó que la atención de los enfermos renales se realiza a través de diálisis y hemodiálisis, lo cual genera un costo desproporcionado para el Estado en comparación con la realización de trasplantes y con el fomento de un modelo de prevención basado en una línea de atención clínica.

Javier Lozano Herrera, director general de Gestión de Servicios de Salud, afirmó que el reto de la enfermedad renal en México es establecer una corresponsabilidad entre la sociedad y la parte gubernamental. La primera deberá auto-cuidarse y el gobierno tendrá que invertir en prevención y calidad de la atención y vigilar que los recursos lleguen a los programas a que están etiquetados, recomendó.

Explicó que el Seguro Popular no cuenta con los recursos suficientes para incluir en el Fondo de Gastos Catastróficos a la enfermedad renal crónica. A este fondo se le destinan 11 mil 138 millones de pesos, por lo que se necesitaría incrementar 191 por cientos los recursos para atender a los enfermos renales crónicos.

Santiago Lastiri Quirós, director general de Global Med Care Consulting, resaltó que para satisfacer los trasplantes de riñón se requerirían 30 donaciones de cadáveres por cada millón de habitantes; esto generaría cerca 6 mil riñones adicionales a los donadores de vivos, lo cual resolvería el déficit que existe.

Puntualizó que los tres niveles de gobierno y los diversos sectores involucrados tendrán que diseñar un Protocolo de Atención, que incluya la capacitación de médicos y la instrumentación de programas de prevención para detectar los casos a tiempo para atenderla de forma adecuada.

Así también, la creación de una plataforma de operación tecnológica, para que Centros de Salud cuenten con una red que establezca los protocolos clínicos y los recursos que están siendo utilizados.

Por otra parte, se inauguró el módulo de Prevención y Detección Temprana de la Enfermedad Renal, el cual permanecerá hasta el jueves 26 de septiembre en la Explanada Principal de la Cámara Diputados, como parte de la conmemoración del Día Internacional de Donación y Trasplante de Órganos.

 

 700cd445a3a8b85f8acee1ed5914b18e_L
loading...

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.