Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

Estampida de gobernadores

César-Duarte

TRAS LA PUERTA DEL PODER

*ROBERTO VIZCAÍNO

El “secreto” sobre la huida de Duarte Jáquez es ya del virtual conocimiento de todos los chihuahuenses

– El que difícilmente podrá volar es el veracruzano, ya lo traen corto el SAT, PGR y la Auditoría Superior
– Borge por su parte al parecer quiere irse Miami y enfrentar su juicio desde ahí
A pesar de que es el menos mencionado de entre los 3 gobernadores priístas considerados hoy como las peores rémoras del Revolucionario Institucional, César Duarte, mandatario saliente de Chihuahua no quiere correr ningún riesgo a causa de sus pillerías.
Es así que entre la clase política local y por supuesto la nacional, ha comenzado a correr la versión de que el gobernador tricolor -que llegó al poder con el impulso de los campesinos de su partido y sale del cargo como flamante banquero-, al parecer ha decidido tomarse un sexenio sabático en Irlanda.
Es por ello que desde hace ya meses -lo que demuestra que es un hombre precavido-, decidió montar una casa en aquel país -donde por cierto no existe tratado de extradición con México- a donde no sólo ha enviado muebles y enseres, equipos y documentos, sino hasta servidumbre que ha colaborado con él de año atrás, de “todas las confianzas, pues”.
Pero como Duarte Jáquez no es un político que se conforme con sólo garantizarse el mantener la sazón de la comida norteña y el ambiente cordial en su casa, ha convenido con sus amigos y colaboradores más cercanos, esos que él considera los más leales y comprometidos, para que le acompañen en los días fríos que le esperan en Irlanda.
Así que los ciudadanos de aquel país no sólo verán en sus calles y plazas, restaurantes y cines la singular figura del todavía gobernador de Chihuahua, sino a otra media docena o más de chihuahuenses que han decidido de repente irse con su amigo y jefe a aquellas tierras.
Claro que ellos dicen que nada de este plan de irse Irlanda tenga que ver con el temor a la detención por las denuncias que ya prepara el gobernador entrante, el aguerrido panista Javier Corral en contra de todos ellos, como consecuencia del saqueo indiscriminado al que sometieron al erario chihuahuense durante este sexenio que termina.
La cereza del atraco cometido por Duarte Jáquez y su grupo, es el crédito aprobado hace una semana por el Congreso local por 6 mil millones de pesos con cargo a las cuotas de las autopistas y pasos fronterizos durante los siguientes 25 años.
Sin el menor rastro de vergüenza, moral o ética, el gobernador Duarte ha salido a decir que ese crédito no significa deuda, porque no lo tiene que pagar el gobierno de los impuestos de los ciudadanos o de las prerrogativas federales, sino que se pagará de ingresos de tarifas carreteras.
El caso es que los gobiernos de los siguientes 25 años en ese estado, no recibirán esos recursos porque Duarte Jáquez a  decidido gastarlos a priori.
Sin embargo el problema más grave no es el del crédito de 6 mil millones de pesos, sino la deuda que le dejará a Corral y que suma  dice el gobernador entrante, más de 50 mil millones de pesos.
Habría que recordar hoy que Duarte Jáquez recibió el Gobierno del Estado de manos del gobernador José Reyes Baeza con una deuda de 13 mil millones de pesos.
En los 5 años y meses de la administración de Duarte Jáquez esta deuda creció en más de 37 mil millones de pesos, de acuerdo a cifras de la secretaría de Hacienda que encabeza Luis Videgaray y que es considerada como la tercera más alta en el país.
A la deuda dejada por César Duarte sólo la supera la de la Ciudad de México gobernada por Miguel Ángel Mancera y la del Estado de México, gobernado por Eruviel Ávila.
Sólo que hay una diferencia: el Estado de México es la entidad más poblada con 16 millones 187 mil 508 habitantes y la ciudad de México la segunda con 8 millones 918 mil 657 habitantes en tanto que Chihuahua apenas llega a los 3 millones 556 mil 574 habitantes.
Eso significa que la deuda pública que les hereda Duarte a los chihuahuenses es tres o cuatro o cinco veces mayor que la que cargan los mexiquenses o los chilangos.
Lo peor de todo es que Duarte nunca ha podido explicar por qué endeudó tanto a su estado, porque no deja ni obra pública ni programa social que lo justifique.
Por el contrario todos en aquel estado y en el resto del país saben que Duarte Jáquez invirtió de la nada 65 millones de pesos en el Fideicomiso Unión Progreso que está en camino de convertirse en banco, donde luego su secretario de Finanzas (¿que qué cree usted?, también es socio de ese mismo entramado financiero-, evidentemente instruido por el gobernador, depositó 85 mil millones de pesos del Gobierno.
En fin, una cadena interminable de tranzas, trueques, moches, negociaciones en lo oscurito y maletas de dinero que van y vienen, el gobernador Duarte ahora se prepara para emprender la graciosa huida a Irlanda junto con sus cuates.
Bueno, al menos eso dicen cercanos y no tanto en aquel estado.
EL OTRO DUARTE Y BORGE
Quién sabe si aconsejados por los mismos expertos en desapariciones rorzadas, pero estas para esconder delitos y corruptelas, los gobernadores de Veracruz Javier Duarte y el de Quintana Roo, Roberto Borge, al parecer también preparan salidas subrepticias de sus respectivos estados.
Los cercanos al mandatario veracruzano, a quien por cierto ya nadie del Gobierno Federal le recibió ayer llamadas telefónicas, dicen que estaría preparando quedarse fuera del país una larga temporada, al menos los siguientes 2 o 3 años, hasta que salga su sucesor Miguel Ángel Yunes.
En una primera intención habló, afirman, querer irse a Madrid, pero luego de ver lo que le pasó a Humberto Moreira, decidió mejor voltear hacia otro país.
Borge por su parte podría estar ya muy adelantad para irse a Miami y enfrentar desde ahí los recursos que interpondrá en su contra su sucesor Carlos Joaquín.
El caso es que desde anteayer en que el presidente Enrique Peña Nieto decidió impedirles a los dos seguir con su intención de designar fiscales y magistrados que les cubran las espaldas, Duarte y Borge han comenzado a entender que su futuro inmediato es el de enfrentar denuncias y juicios incluso del Gobierno Federal.
Quien no tiene ya duda de que eso ocurrirá, es Javier Duarte luego de que el SAT ha interpuesto unas 30 denuncias contra empresarios fantasma, quienes se prestaron para defraudar al estado. La mecánica es simple: crearon empresas, recibieron asignaciones directas, luego se repartieron el botín… y colorín colorado.
De igual forma la Auditoría Superior de la Federación interpuso denuncias ante la PGR por una desviación de 30 mil millones de pesos en contra del gobierno de Duarte.
Con el gobernador entrante en su contra, con la Auditoría de la Federación sobre de él y con el SAT siguiéndole los pasos, el gobernador Javier Duarte no tiene prácticamente para dónde hacerse.
Con las cosas así en los próximos meses veremos una estampida de gobernadores ladrones.
RECONOCIMIENTOS  
Impulsados por el diputado perredista Luis Maldonado Venegas, los presidentes de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano y Luis María Aguilar Morales, presidente de la Suprema Corte más de 50 reconocidos abogados recibieron un amplio reconocimiento durante la celebración del Día del Abogado
El Comité Rector de la Institución Día del Abogado, que encabeza Maldonado, otorgó así galardonados para los diputados Waldo Fernández González y Rafael Hernández Soriano, así como para el senador Javier Lozano Alarcón.
El reconocimiento incluyó al abogado Víctor Manuel Andrade Martínez, director jurídico de la Auditoría Superior de la Federación y a Alejandro Romero Gudiño, titular de la Unidad de Evaluación y Control de la Comisión de Vigilancia de la misma Auditoría.
Entre los galardonas estuvo asimismo Rodolfo Lara Ponte, Oficial Mayor de la Suprema Corte de Justicia.
@_RVIZCAINO
loading...

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.