Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

Familia Reyes Salazar se mantiene en plantón y evalúa dejar México

Pese a tener ofrecimientos de distintos países, Marisela Reyes Salazar, hermana de Josefina, la activista asesinada en enero del año pasado, duda en dejar su tierra natal, pero en lo que sí no hay ningún asomo de vacilación es en la sed de justicia que invade su alicaído cuerpo.

Pasado el trago amargo de los funerales de dos de sus hermanos y su cuñada, cuyos cadáveres fueron encontrados el pasado fin de semana en esta ciudad, Marisela, advierte de antemano que por el momento permanecerán en plantón frente a la Fiscalía General del Estado (FEG), para exigir a las autoridades que se detenga y se castigue a los asesinos de su familia, que a la fecha han cobrado ya la vida de seis de sus integrantes.
“Amamos nuestro México, lo que menos queremos es irnos de nuestro México… no nos queremos ir, o sea, es toda una vida, es mi tierra, chingao, yo aquí nací, llevó el nopal en la frente, a mí me podría mucho tener que irme de mi México”, subraya.
Luego de descartar de manera definitiva un posible regreso a sus viviendas en el Valle de Juárez, dice que el futuro de residencia de su familia se decidirá después del próximo sábado 5, después de la manifestación “por la vida y la justicia en la región” que encabezarán con otros activistas.
En la conferencia de prensa, también habló Gero Fong, portavoz del Frente Nacional contra la Represión en Juárez, quien dice que aún no ha quedado esclarecido quién fue el autor de los asesinatos de la familia Reyes, y que existen dudas de que éstos hayan sido obra del crimen organizado.
“Todos los medios ya aseguran que fue el crimen organizado y que estamos sitiados por el crimen organizado, y se nos olvida que a Josefina Reyes Salazar la había amenazado el Ejército; se nos olvida que fue asesinada; se nos olvida que la familia siempre ha dicho que han sido perseguidos por ser luchadores sociales”, refiere.

Tal como ocurre con la familia Reyes Salazar, menciona Fong, en Chihuahua los luchadores sociales “han sido sistemáticamente atacados”, y mencionó, entre otros, los casos de Armando Villarreal Martha, Géminis Ochoa, Manuel Arroyo y Marisela Escobedo.

“En toda esta guerra, el contubernio que hay entre policías estatales, federales, soldados, el sino que marca esta guerra, es la oscuridad, no sabemos (quiénes son los asesinos), ellos hacen su guerra, ellos hacen sus tratos y a nosotros nos toca poner los muertos”, apuntó.

Al concluir la rueda de prensa, arribó a la FGJ una marcha en protesta por la desaparición de Adali Jauche Laguna, de 19 años, quien cumplió un año de ignorarse su paradero. La última ocasión que se vio a Jauche Laguna fue al salir del penal municipal, el 23 de febrero de 2010, cuando acudió a visitar a su novio y a un tío.
Enseguida, familiares y amigos de la joven se integraron al plantón de la Campaña por la Vida, donde elementos de distintas corporaciones mantienen un operativo especial de vigilancia.(El Informante de México )

loading...

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.