Fisuras perredistas en aumento

Fisuras perredistas en aumento

Rompecabezas

Sigue la Tercera Guerra Mundial

LA VERDADERA IZQUIERDA, asegura el secretario general del Partido de la Revolución Democrática, Alejandro Sánchez Camacho, debe darle preferencia al diálogo, la construcción de acuerdos y no al uso de la fuerza pública. Esto en referencia a los gobernadores de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, y de Oaxaca, Gabino Cue Monteagudo; destacando su notoria incapacidad para darle respuesta a los maestros que se han rebelado en sus estado y las instancias federales, leáse las secretarías de Gobernación y de Seguridad Pública han tenido que tomar decisiones para evitarse que el conflicto magisterial se agrave rápidamente. Eso por un lado, pero la recurrente fricción entre los perredistas se agudiza notoriamente por la inclusión de su partido en el Pacto por México, del que el líder Jesús Zambrano Grijalva, no pierde ninguna oportunidad para darle fuerza a ese documento cupular. Las corrientes internas del PRD han reiterado sus desacuerdos con la postura de Zambrano Grijalva y Sánchez Camacho forma parte del disenso. Todo indica que el proceso de «deslavamiento» de la llamada izquierda aumenta día con día y no ha surgido, hasta ahora, ningún poder de conciliación para retomar el curso.

CON ESTADIO LLENO, aplicando los recursos tradicionales priistas, este domingo el líder nacional, César Camacho Quiroz, tomó la protesta de rigor al candidato a la gubernatura de Baja California, Fernando Castro Trenti, así como a los aspirantes a diputados locales y munícipes. Aunque en algunas áreas del tricolor aún no toman su paso, en la mayoría de los estados en donde este año habrá elecciones (catorce en total) son pocas voces de inconformidad y ello, habrá que anotarlo positivamente al diálogo y la concertación aplicadas por Camacho Quiroz y la secretaria general del Revolucionario Ivonne Ortega, quien también estuvo en el evento bajo el quemante sol tijuanense.

CARLOS NAVARRETE RUIZ, secretario del Trabajo y Fomento al Empleo, del Gobierno de la Ciudad de México, desde diciembre del 2012, no ha dicho nada, públicamente del «cochinero» que le dejó su antecesor, Benito Mirón Lince, cuyos empleados obligaron a firmar a los peticionarios del seguro de desempleo cinco veces en un formato ya previsto, bajo el argumento de que de esa manera quedaba asegurada la entrega de igual cantidad de mensualidades por el equivalente a  mil pesos 800 pesos cada una.  Sin embargo, muchos de los supuestos beneficiarios de ese programa social NUNCA recibieron esos depósitos, por lo que, hasta el momento, se sospecha que esos recursos fueron desviados hacia cinco cuentas bancarias en Banamex, donde se hacían los depósitos correspondientes.

EN EL GOBIERNO de los Estados Unidos, desde hace décadas, están representados los intereses de empresas transnacionales, al grado de que algunos ejecutivos en esas compañías son integrados al gabinete presidencial, Barak Obama de ninguna manera podría convertirse en la excepción. Entre esos intereses están las compañías fabricantes de armas, las que de ninguna manera atienden aspectos morales o sociales, su objetivo es el incremento de sus ganancias, prácticamente pasando por encima de gobiernos y «soberanías». Notorio, mal ejemplo de esto, es la muerte de, por lo menos, 11 niños y dos mujeres como consecuencia de un ataque aéreo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) contra supuestos talibán en la provincia de Kunar, en el este de Afganistán. Decesos infantiles y femeninos que se convierten en dolor y coraje para sus familias, y sus consecuencias, prácticamente se convierten en predisposición perenne hacia los invasores, hacia los gobiernos de los países que los mataron.
Cercano a nosotros, la anunciada reunión Peña Nieto-Obama para mayo venidero tampoco augura buenos presagios. Aquí los militares gringos no atacan con sus armas a los niños, pero las tácticas de intervención, bajo el renovado eufemismo de la «modernización», escuchado propiamente a diario en el discurso político, ocurre por otros medios.

En su periplo los presidente (dado         q1ue los acuerdos ya están previstos por ambos gobierno), seguramente, revisarán el status del Plan (militarista) Mérida, acordado por el antecesor panista, Felipe Calderón Hinojosa, y al que podrán cambiarle de nombre pero no en las intenciones de fondo. Asistimos, como dijo el presidente Richard M. Nixon a «la tercera guerra mundial también es, en realidad, la primera guerra verdaderamente global. Se libra en todos los niveles de la sociedad y de la sociedad» . Y esto, valga recordarlo, fue escrito en 1980, en su libro «La verdadera guerra. La tercera guerra mundial ha comenzado», en donde ya mencionaba la importancia para (las transnacionales) los Estados Unidos la zona del Golfo Pérsico, básicamente porque por esa zona cruzan barcos-tanques petroleros que transportan constantemente su cuantiosa carga. Al otro lado del mundo, el pretendido conflicto entre las dos coreas, del Norte y del Sur, forma parte de la geoestrategia estadounidense, reivindicada constantemente por el ideólogo de las transnacionales Henry Kissinger para el mantenimiento y la continuación de focos bélicos como el medio ineludible para darle salida a sus armas, aunque las mismas ocasionen muertes infantiles a su paso devastador.

EN OTRO VERTICE de la información, la Directora General del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Yoloxóchitl Bustamante Díez, recibió este sábado el Casco de Oro “Carlos Yapur” al Ejecutivo del Año, por el apoyo otorgado al Futbol Americano durante la Temporada 2012.
Este reconocimiento lo entregan, desde 1992, el Salón de la Fama del Futbol Americano que preside Alejandro Morales Troncoso; la Asociación Nacional de Cronistas de Futbol Americano y la Asociación Civil Universitaria de Deportistas Egresados, a los mejores jugadores de Liga Mayor, así como a los directivos que mayor apoyo brindan a este deporte.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.