Hacia un nuevo modelo presidencial

Hacia un nuevo modelo presidencial

Los lamentables incidentes de funcionarios de SEDESOL en el Estado de Veracruz que han sido objeto de críticas por parte de los partidos de oposición merecen un comentario, ya que es uno de los temas necesario revisar en la consolidación democrática del país ¿Un viejo o un nuevo modelo presidencial?

Además parecen diferencias pequeñas entre los partidos en medio del «romance político» (Pacto por México). A los militantes «línea dura» de todos los partidos no les gustan mucho esos pactos de sus líderes, pues bien pueden darse en acuerdos en el Poder Legislativo en la aprobación de las leyes.

No estamos en contra de que las oposiciones de izquierda y el PAN critiquen la función de los colaboradores del Poder Ejecutivo. En cierta medida también le ayudan al propio Presidente y a México, puesto que en diversas ocasiones algunos funcionarios son «compromisos políticos» que no necesariamente cumplen con el perfil ideal o la confianza plena del propio titular de la silla presidencial.

Jurídicamente el Presidente tiene el derecho de nombrar y remover a los Secretarios de Estado cuando lo estime oportuno (Art. 89-II) de la constitución nacional.

Lo que nos parece es que la mayoría de los partidos son muy parciales en sus opiniones. Cuándo gobiernan no dicen nada de los excesos de sus gobiernos ¿Acaso Felipe Calderón no tuvo una persona (JVM) en SEDESOL que después fue candidata presidencial? En las izquierdas, MEC también fue Secretario de Desarrollo Social en el DF con AMLO, antes de ser candidato a Jefe de Gobierno en 2006.

Lo que le pedimos a las oposiciones y al propio PRI es que no solo hagan la critica con los adversarios, sino también realicen una autocritica a sus gobiernos de las cosas que no funcionen «piso parejo».

No queremos un viejo presidencialismo, necesitamos un nuevo modelo presidencial donde el propio partido en el gobierno «llame a cuentas» a funcionarios incompetentes.

Creemos que por el momento el Presidente debe respaldar a Chayito Robles en la SEDESOL y en un tiempo más y valorar si conviene cambiarla de posición, pero también el PRI y el PAN deben apretar a las izquierdas en el DF y pedir que remuevan dos o tres secretarios incompetentes «hombre por hombre o mujer por mujer» como los cambios en el futbol (previo diagnostico de su trabajo).

Pensamos que Chayito Robles también debe revisar su equipo de trabajo, puede ser que existan colaboradores que pretendan provocar su destitución.

* El Congreso de Coahuila esta por designar al nuevo titular del organismo de derechos humanos. ¿Vamos a ver que resulta de este proceso? Coahuila esta hasta ahora atrasado como por una década en este tema.

Lo peor que pudiera pasar es que el designado fuera un ex empleado reciente del gobierno vigente (federal o local); es un trabajo técnico que requiere una equidistancia frente al poder y también que el Congreso lo manejara como un premio de consolación (negociación) frente a otro cargo público mayor (en presupuesto).

Es importante un dictamen fundado y motivado del Congreso y su exhibición en público de la forma en que se comprueban los requisitos que exige la ley de la materia para el cargo, ya que en el pasado han existido dudas en el foro de abogados sobre el tema.

*Están por iniciar las campañas electorales para elegir alcaldes en Coahuila. En una anterior colaboración hicimos un panorama general de la elección en Torreón.

Hoy podemos señalar algunas acciones que pueden marcar la diferencia entre las dos fuerzas principales de la ciudad PRI y PAN (puede surgir una tercera) y hacer la diferencia ante el voto castigador o de premio de los aguerridos ciudadanos torreonenses.

1. Propiciar que en las campañas electorales, los ciudadanos hablen en tiempo igual a los candidatos, ya que los partidos (por lo que se observa) no realizan foros previos de integración de demandas ciudadanas.

2. Innovar una campaña de propuestas y de ataque frontal a las políticas de los adversarios dentro de los límites que impone la Constitución (queremos candidatos con personalidad y capacidad de debate).

3. Promover (llegado el momento) el «voto útil» y el «voto de castigo» de los ciudadanos torreonenses.

4. Asumir compromisos con planteamientos de una Agenda Política Metropolitana.

5. Integrar un equipo de trabajo (gabinete) incluyente entre partidos y sociedad civil.

6. Ser buen aficionado al fútbol y no ponerse la playera verde únicamente en campaña electoral.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.