Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

“Más vale gordo que dé risa…”

“Más vale gordo que dé risa…”

Mensaje Político

“…que flaco que dé lástima”

Barbosa y la obesidad en México

El pasado miércoles la FAO anunció que por fin le ganamos a los Estados Unidos y somos los número uno del mundo.

Sí, pero no hay que emocionarse, para nada se trata de algo que deba celebrarse. Resulta que México es ya líder en la lista de países con mayor obesidad en el mundo, pues el 32.8% de la población adulta padece esta condición, mientras que en Estados Unidos es el 31.8%, abunda el informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

Al presentar las estadísticas, la FAO emite un diagnóstico, las posibles causas por las que se enfrenta este delicado problema de salud pública. Según el organismo, se debe al intenso consumo de alimentos procesados altos en calorías y de bajo costo, un estilo de vida cada vez más sedentario, pues la población sigue acumulándose en las grandes urbes.

Pero también hay otro hecho que le atiza al problema: las deficientes políticas públicas para combatir y prevenir la obesidad, así como la falta de sensibilidad de los políticos, que lo toman a la ligera, y a quienes les toca, no se atreven a legislar para abatir la comercialización y el consumo de alimentos chatarra.

Basta ver lo que opina Luis Miguel Barbosa Huerta, coordinador de los senadores del PRD y muy posiblemente el próximo presidente del Senado de la República.

El miércoles, en breve conferencia en la sala de prensa del Senado, una reportera intentaba preguntarle a Barbosa sobre el tema de la obesidad. Aquí la transcripción:

P —De otro tema senador, México ya ocupa el primer lugar en obesidad, incluso en la legislatura anterior había unos llamados…

R — Más vale gordo que dé risa que flaco que dé lástima, gracias— interrumpió Barbosa, y soltó una carcajada.

P —¿Qué tipo de políticas públicas se requieren para revertir esto?— insistió la reportera, con la seriedad a la que el tema obliga, y Barbosa respondió con vaguedades.

 R— Claro que sí. Hay que abundar en ese tipo de políticas públicas que son de última generación, porque se trata de buscar la felicidad, al fin y al cabo ¿Cuál es la razón del Estado frente a su pueblo gobernado? Que sean felices, que coman menos, que disfruten más de la buena comida, pero son temas interesantísimos.

P—¿Se pretende negociar con las empresas que venden productos chatarra?

R— Hay ya iniciativas al respecto de cómo regular… Pues sí, hay que reponer esa circunstancia. Pronto, no he tenido tiempo, les digo una cosa, pronto voy a presentar la agenda de la gente. Esa agenda que le interesa a la gente, la gente ordinaria, normal, la que se preocupa por su entorno.

“Las reformas profundas dejémoslas para los profundos. La agenda de la gente, ahí va eso, la agenda de la gente”, remató Barbosa.

Así de ilustrativo y profundo resultó Barbosa, acaso la esencia de cómo se ha concebido a la obesidad en México, razón por la cual somos medalla de oro mundial.

loading...

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.