Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

Peña y Obama: chiflar y comer pinole

Van a pasar algunos días para que se pueda apreciar realmente el verdadero significado de la visita de Barack Obama a México.

Por lo pronto está lo que en materia de crimen organizado le dijo el presidente Enrique Peña Nieto: combatir la delincuencia y reducir la violencia no son objetivos que se contraponen.

De seguro, esa afirmación debió sonarle al visitante a algo así como que aquí en México todos estamos acostumbrados a chiflar y comer pinole.

La delincuencia es muy grande, el negocio del narcotráfico es monstruoso, pero Peña Nieto explicó que la violencia afecta y lastima la convivencia entre los mexicanos.

No dijo que para aplacar la violencia lo mejor será no atizarla por un buen tiempo, pero eso es lo que se entiende, por más que él haya anunciado que Obama le ofreció toda su disposición de colaborar y cooperar en respeto muto para lograr mayores alcances.

Por su parte, Obama dijo algo que también me pareció increíble de afirmar: que los temas de la seguridad y la inmigración entre México y los Estados Unidos no pueden regir una agenda tan amplia como la que comparten ambos países. Es decir, delante de todos, con tan solo un pase mágico, Obama mandó al fondo los problemas más grandes de nuestra relación.

El contraste es grotesco si se recuerda que apenas en diciembre estaba a todo lo que daba una guerra que ya había regado unos cien mil muertos en el campo de batalla, porque era la prioridad de lo prioritario.

¿Y entonces a qué vino con su despliegue excesivo de fuerza a un país del tercer mundo, con su aeropuerto maloliente y plagado de narcos? Eso no nos lo dijeron tampoco bien.

“En esta reunión nos hemos centrado en el tema económico”, dijo Peña Nieto, sin agregar más que el típico buen deseo: que los dos pueblos transiten de una simple vecindad a una comunidad plena, ya que hoy son parte de una importante integración económica de gran desarrollo.

Tanto llamar la atención y tan poca la transparencia.

loading...

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.