Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

Por qué México necesita 2 posiciones orbitales para telecomunicaciones

México obtuvo dos posiciones orbitales a través una licitación con la ITU para atender su demanda de telecomunicaciones, pero ¿era necesario el trámite? El cruce entre los comunicados oficiales sugiere que sí, ya que llegarían nuevas compañías extranjeras.

México obtiene dos posiciones orbitales para telecomunicaciones

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México, la SCT, acaba de anunciar en las primeras horas de este 12 de diciembre la obtención de dos nuevas posiciones orbitales, para ser utilizadas por la nación, con la finalidad de habilitar mayores ofertas y oportunidades para los actuales (y futuros) operadores satelitales que trabajan dentro del país en la prestación de servicios de telecomunicaciones. México es una nación con interesantes oportunidades de crecimiento en el campo de la tecnología y telecomunicaciones. Hace poco compartíamos la integración de Ooyala al mercado nacional para expandir sus oficinas corporativas dentro del país, como muestra de su avance, pero también existen bastantes retos y temas urgentes por salvar para fincar el terreno para la evolución positiva de México en estas áreas. Lo que lleva al cuestionamiento sobre si la licitación de estas dos posiciones es justificado, previsor o sobrado.

Telecomunicaciones en México: una historia de rezagos

México obtiene dos posiciones orbitales para telecomunicaciones

Desde 2005 México no había realizado un sólo movimiento de asignaciones satelitales.El sector nacional de telecomunicaciones ha sido una de las áreas más controvertidas para la administración federal mexicana durante este 2013, ya que ha sido el periodo en el que se han emprendidoreformas significativas en la materia, a la par que se han detonado otras complicaciones derivadas de estos cambios. La realidad es que la regulación de este sector había estado relativamente a la deriva desde la década de los noventa, a la par que el ritmo de crecimiento tecnológico en los servicios de telecomunicación ha sido bastante significativo. En lo que refiere a la asignación de posiciones satelitales para la operación de estos servicios, México también se había mantenido sin movimiento alguno desde 2005, lo que habla más de un movimiento para ponerse al día. De acuerdo con el comunicado oficial de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, las dos posiciones orbitales y sus frecuencias asociadas son un bien escaso “y muy valioso”, cuya concesión se logra mediante un proceso de registro con la International Telecommunication Union -ITU (Unión Internacional de Telecomunicaciones), la cuál tendrá a México como sede de su XVIII Conferencia de Plenipotenciarios en 2014.

Los flancos del discurso

Bandera de México
La concesión de estas posiciones orbitales, de acuerdo con la declaración oficial por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones -IFT, resultan de gran relevancia, ya que con ellas se promueve y facilita el terreno para una mayor competencia en la industria satelital, al haber más oferta de servicios en el mercado, lo que generaría, en teoría, que éstos se presten en mejores condiciones de calidad y precio.

Ambas posiciones orbitales estarían legalmente a disposición del mercado nacional e internacional.Uno de los puntos más curiosos de dicha declaratoria es que la legislación secundaria en materia de telecomunicaciones, que está promoviendo esta institución, se enfoca por un lado en determinar cuáles son las empresas de mayor tamaño y que incurren en prácticas monopólicas, para establecer candados regulatorios y abrir su infraestructura, para que sea usada por empresas de menor amplitud, que subcontraten esa red para establecer la oferta de su compañía. Pero por otro lado en la licitación de estas posiciones orbitales el IFT habla también de un mayor número de empresas participando en el mercado, lo que detona la necesidad de crecer todavía más la infraestructura que sus reformas supuestamente están regulando para ser aprovechadas en una condición de igualdad de competencia, mientras que la SCT señala en su comunicado que ambas posiciones estarían legalmente a disposición del mercado nacional e internacional.

Lo que genera una planteamiento con dos flancos: por un lado se informa que la red de los grandes operadores se abrirá para el uso de los más pequeños, estableciendo así la nueva dinámica del mercado, y por el otro se afirma que se necesitan más elementos y bases para el arribo de nuevas compañías nacionales y foráneas. ¿Se está contemplado la llegada eventual de algún competidor extranjero de gran tamaño que no utilice la estructura actual?, eso justificaría el movimiento y en definitiva volvería necesaria la extensión de su plataforma.

Según señala la SCT, con estas nuevas posiciones orbitales México incrementa su acervo y multiplica las opciones de inversión para los operadores, así como las oportunidades para incrementar la oferta de servicios satelitales en beneficio de los usuarios finales. México cuenta actualmente con más de 7 millones de suscriptores de TV de paga satelital, y poco más de 100 millones de líneas de telefonía celular activas. El mercado es fértil y la competencia será amplia.

loading...

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.