Se apruevan reformas a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente

Se apruevan reformas a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente

Con 438 votos a favor, cero en contra y dos abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó reformas a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, para establecer la creación de una etiqueta ambiental que permita identificar productos y servicios menos dañinos al medio.

El dictamen enviado al Ejecutivo Federal, establece que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en coordinación con la Secretaría de Economía, promoverá la identificación de productos, bienes, insumos y servicios con menor impacto ambiental, mediante un distintivo o certificado de uso voluntario, el cual deberá informar al consumidor las características ambientales por medio de una etiqueta.

Se señala que ante los niveles de contaminación y deterioro de recursos naturales que genera el desarrollo industrial, se deben identificar productos y servicios mediante instrumentos regulados en normas oficiales mexicanas y criterios que emita el gobierno Federal, como dicha etiqueta ecológica.

La diputada Lourdes Adriana López Moreno (PVEM), presidenta de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales, señaló que el avance hacia la sustentabilidad ambiental es un gran desafío para el bienestar de la sociedad, y requiere formular leyes y políticas ambientales con objetivos realistas, ampliar la infraestructura ambiental y mejorar integración de las preocupaciones ambientales en las decisiones económicas y sociales.

Además, que es necesaria la identificación de productos y servicios que tengan un impacto reducido en el ambiente, y que incentiven y promuevan una afectación ambiental menor.

Reconoció que el impacto de actividades industriales y el consumo hacen necesario encontrar los instrumentos de política ambiental que promuevan la identificación de dichos productos y servicios.

«No obstante los logros alcanzados, el desarrollo industrial sigue generando preocupantes niveles de contaminación y de deterioro de los recursos naturales», acotó.

Afirmó que con esta reforma se beneficia a los consumidores y se impulsa el conocimiento y promoción de las empresas sustentables en sus procesos de producción.

El diputado Juan Ignacio Samperio Montaño (MC) indicó que su grupo parlamentario está de acuerdo que mientras más medidas para mejorar el medio ambiente se tengan, será mejor, por lo que manifestó su voto a favor del dictamen.

Sin embargo, consideró que estas regulaciones se deben acompañar de otras que desincentiven las emisiones que arrojan las empresas o los contaminantes que desechan en los ríos o las presas.

Por el PRD, el diputado José Luis Esquivel Zalpa comentó que en la actualidad ya se hace etiquetado ambiental, pero se requiere fortalecer y definir claramente desde el punto de vista legal y esta reforma propiciará y fortalecerá el círculo virtuoso donde todos van a ganar, tanto productos como consumidores y el ambiente.

Añadió que muchos consumidores están demandando productos amigables con el ambiente y por ello, esta reforma contribuirá a que estos puedan de manera informada lograr elegir entre los diversos productos.

Por último, la diputada María Isabel Ortiz Mantilla (PAN) manifestó su apoyo a la reforma porque la etiqueta ambiental promueve la armonía entre el progreso económico con la preservación de la naturaleza, «por lo que apostamos a que resulte un medio eficaz que podrá sensibilizar al consumidor al informarle de las principales ventajas a favor del medio ambiente en los servicios o productos que adquiera».

Esto sin duda, dijo, revivirá la cultura de la corresponsabilidad de los ciudadanos con la protección al medio ambiente y el desarrollo humano sustentable. La reforma también tiene el objetivo de darle un valor justo a nuestro capital natural, ya que en México se tiene el 12 por ciento de la biodiversidad mundial, puntualizó.

El artículo 37 BIS que se adiciona establece que la Semarnat, en coordinación con la de Economía, promoverá la identificación de los productos, bienes, insumos y servicios con menor impacto ambiental, basándose en parámetros y criterios ambientales, a lo largo de su ciclo de vida, mediante un distintivo o certificado, cuyo uso será voluntario y que dichos parámetros se determinarán mediante normas oficiales mexicanas.

La reforma a la fracción I del artículo 36, señala que para garantizar la sustentabilidad de las actividades económicas, la secretaría emitirá normas oficiales mexicanas para establecer los requisitos, especificaciones, condiciones, procedimientos, metas, parámetros y límites permisibles que deberán observarse en regiones, zonas, cuencas o ecosistemas, en aprovechamiento de recursos naturales, en el desarrollo de actividades económicas, en la producción, uso y destino de bienes, en insumos y en procesos.

Aprobado en lo general y en lo particular el Proyecto de Decreto que reforma y adiciona los artículos 36, 37 bis y 37 Ter de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, pasó al Ejecutivo para sus efectos constitucionales.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.