El Barbican y la productora del agente 007, EON, han unido fuerzas para mostrar al público los vehículos, las vestimentas y todos los artilugios del personaje